Extracto de «Madame Imara»

En los ambientes esotéricos se sabe que un auténtico vidente no necesita la ayuda de ningún tipo de tarot, bola de cristal o cualquier otro artefacto con supuestos poderes mágicos. Nadie puede leer el futuro en los posos del café, todo eso no son más que supersticiones, falsos mitos que se mantienen vivos en el imaginario popular por el bien del negocio. A la gente le gusta creer en esa clase de cosas, precisamente por eso se siguen utilizando. El atrezo da credibilidad, se podría decir que, proporcionando la dosis exacta de misticismo para el confort y la posterior certeza de que no están gastando su dinero en vano, es como personas de todo el mundo siguen requiriendo de estos servicios, por el atractivo de lo oculto. En resumen, una buena campaña de marketing.

Anna Alcoba

Autora del relato

Dani Ramos

Ilustración

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *