Extracto de “Galindo Ferreira”

Galindo Ferreira abría los ojos a las 6:55. De las 6.55 hasta las 6.59 observaba la superficie amarillenta del techo de su habitación. A las 6:59 extendía el brazo derecho hasta la mesita de noche para coger, con sus dedos índice y pulgar, el despertador rojo de doble campana y girar la manecilla de la alarma con los mismos dedos de la otra mano. Devolvía el reloj al lugar exacto para proseguir a levantar las mantas y salir de la cama. La dejaba siempre hecha. Después ponía la cafetera italiana en la hornalla y llenaba el barreño del lavabo para el aseo.

 

Vanesa Carcasona

Autora del relato

Teresa Suau

Ilustración

1 comentario

  1. Jesús

    Molt xulo el teu “Galindo Ferreira”. Un cant a l’aventura de la vida. Agafant vies
    Alternatives podem ser també diferents.

    Responder

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *