• Título: «El año del verano que nunca llegó»
  • Autor: William Ospina
  • Editorial: Literatura Random House
  • Edición: Mayo 2015
  • Páginas: 304
  • ISBN: 9788439730293
  • Opinión:

 

Escuché (quizás leí) que existió un año en el que el verano no quiso hacer acto de presencia. En ese mismo año de 1816, hubo una noche que duró tres días completos: sin luz y sin sol, solo tinieblas. Aún no existía la corriente eléctrica, la locomotora capaz de tirar de vagones y 43 años separaban al hombre de la publicación de «El origen de las especies» de Darwin. El mundo lloraba la sangre que regaba las tierras de Europa tras de las guerras Napoleónicas y la revolución industrial avanzaba ya como un gigante de metal y vapor. Y entonces, en ese contexto de cambio y aprovechando la noche más larga jamás vivida por el hombre moderno, una reunión de artistas a orillas de un lago en Ginebra, creó a dos de los monstruos que casi 200 años después aún nos asombran y aterran: El vampiro moderno y el monstruo de Frankenstein.

¿Os negaríais a leer una novela donde se explicarán estos hechos? Yo no.

En el verano de 1816, Lord Byron, John Polidori, Percy Bysshe Shelley y su esposa Mary Shelley coincidieron en la magnífica Villa Diodati, situada junto al Lago Leman. Las inclemencias del clima, provocadas por la catastrófica erupción volcánica de Tambora, en Indonesia, que cubrió el cielo de nubes de ceniza y de azufre, les impidieron abandonar la villa durante tres días, que fueron como una larga y tenebrosa noche. En este ambiente cargado de misterio y nerviosismo, entre relámpagos, terribles ráfagas de viento y los relatos del Phantasmagoriana leídos en voz alta bajo los fulgores fantásticos del fuego de la chimenea, se gestaron dos de los grandes mitos de la novela gótica: Frankenstein y el vampiro. Esta historia ha sido para muchos autores motivo de búsquedas obsesivas y rebuscadas interpretaciones. En esta novela, William Ospina nos seduce con sus palabras y nos introduce en el mundo fantástico de esta inagotable historia para reflexionar sobre la coexistencia de lo sublime y lo monstruoso, lo siniestro como límite de lo bello y la necesidad del hombre de reinventarse en los mitos para darle sentido a la existencia.

Fuente: www.goodreads.com

Sin duda la temática del libro es algo que ya vende por sí solo. Debo reconocer que esperaba una novela en la que se narraran los hechos ocurridos en Villa Diodati con todo lujo de detalle y cómo interactuaron sus protagonistas principales. Esperaba vivir la creación del mito del vampiro moderno a través de la frustración de John William Polidori y su visión de su insoportable e iracundo paciente Lord Byron. Esperaba ver la culminación del amor entre la joven Mary Godwin y el poeta Percy Shelley, capaz de embelesar con su carisma y poesía, llegando a convertirla en su esposa: en la Mary Shelly del moderno Prometeo. Pero mi sorpresa con la lectura ha sido tal, que meses después de acabar la novela, todavía sigo buscando reseñas y personajes para ampliar lo que en sus páginas explica.

Villa Diodati - Edward FindenFinden’s Illustrations of the Life and Works of Lord Byron (1833)
Edward Finden – British Library

 

William Ospina se viste con el traje de narrador y nos va explicando, como tras topar por casualidad con esta historia, recorre el mundo acumulando información de todo lo ocurrido y sobretodo de todos los hechos que desembocaron en aquella creativa reunión. La reunión en sí y las obras surgidas de ella, son solo el detonante de la obra de Ospina, lo importante en realidad, es todo lo que la rodea. Gracias a esta novela podremos viajar hasta la Revolución Francesa, en busca entre otras, de las semillas que acabaron desencadenando en ese encuentro de la noche que duró tres días.

El modo en que está relatada la historia, y especialmente las múltiples referencias a autores, obras, anécdotas, frases, cuadros y hechos históricos, llegan a abrumarte. Te encuentras frente a alguien que te supera de manera superlativa y lo único en que puedes pensar es en tomar anotaciones y sonreír por lo fantástica que es aveces la literatura. 300 páginas que me han aportado una gran cantidad de caminos a descubrir. Se agradece.

He de añadir que para mi gusto, ávido de datos relacionados con la reunión, las partes en las que el narrador es el propio protagonista del capítulo, se me han hecho algo largas. Como comento, quizás por lo emocionante que ha sido para mí la parte relacionada más directamente con los otros protagonistas, y sin olvidar que es solo una sensación personal.

Conclusión: Ha sido una auténtica gozada disfrutar de este libro.

 William Ospina

Fuente: wikipedia.org

 

William Ospina nació en Padua, Colombia, en 1954. En su carrera como poeta, ensayista y novelista, se ha hecho merecedor de diversos reconocimientos, como el Premio Nacional de Ensayo (1982), el Premio Nacional de Poesía (1992), el Premio de Ensayo Ezequiel Martínez Estrada de la Casa de las Américas (2003) y el Premio Rómulo Gallegos (2009) por la segunda novela de su trilogía sobre la conquista, compuesta por Ursúa, El país de la canela y La serpiente sin ojos.