Gracias a Teresa Suau por esta preciosa ilustración, que sin duda hace infinito un relato tan corto.

A la sombra del gigante

Vivíamos en una playa que soy incapaz de describir más allá de la que estás imaginando. Mis padres eran muy protectores conmigo y me horrorizaba todo aquello de lo que me protegían. Mi mundo se reducía a lo que era capaz de ver desde el interior de nuestra casa, a través de una pequeña ventana circular. A lo que más temía era al gigante. Las sombras no respetan a los titanes y así es como lo veía llegar. Entonces, me ocultaba junto a Aldous, mi conejo. Poderoso, podría haber acabado con el monstruo pero temía que se lastimase. Así seguí, encerrada, hasta que mis padres murieron y salí para enterrarlos. Mientras lo hacía, llegó el coloso. Y se marchó. Y No nos prestó la más mínima atención.

Fin

“A la sombra del gigante” es un relato seleccionado para formar parte de la tercera antología de micro-cuentos de Editorial Talento y Comunicación (III Concurso Internacional de Micro-Cuentos). Esta antología estará disponible en pocos meses.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar